Black Gold; en la mesa de Mecatol Rex


En Mecatol Rex hemos desempolvado un juego al que teníamos cierta curiosidad por probar; Black Gold.

Bien, hoy le echamos un vistazo a este juego publicado por Fantasy Flight Games, dentro de su línea de juegos mas euro, no todo va a ser plástico por toda la mesa…

1922, Texas. Los antepasados de G.W. Bush se apuntan a la fiebre del oro negro para conseguir amasar la máxima cantidad de dinero, american way of life!

Texas, con sombrero de cowboy
Texas, con sombrero de cowboy

“Lo más interesante del juego, la subasta, solo un jugador por refinería por turno podrá vender, arriesgándose el resto a perder gran parte de su petróleo si no consiguen venderlo”

Juego de reglamento sencillo, duración moderada, algo menos de dos horas y un poco de emoción, pero no demasiada. Veamos por que:

Mientras esperamos que las grandes compañías petrolíferas se lleven todo el pastel, nuestros valientes prospectotes a los mandos de sus camionetas intentaran buscar los pozos más ricos y sacarles todo el juego, para posteriormente intentar vendérselo a las refinerías locales.

Cada turno, por orden rotatorio entre ronda y ronda, los jugadores seleccionan una carta que les indica el numero de movimientos disponibles, así como el numero de cartas para subastas y algún poder especial. El primer jugador tiene todas disponibles, y el último, las sobras. Dado que le orden de turno se va rotando hacia la izquierda, esta mecánica resulta un poco molesta, aunque no demasiado dado que las cartas son parecidas entre si.

Texas, sin sombreros de cowboy
Texas, sin sombreros de cowboy

Después cada jugador con sus puntos de movimiento moverá su camioneta y/o su tren por el tablero, siendo la primera para buscar y construir pozos nuevos y el segundo para transportarlo a las refinerías.

Una vez todos han movido, se recoge petróleo de nuestras torres activas, recogiendo los simpáticos marcadores, y por orden de nuevo, los envían a las refinerías, cada cual paga a un precio que fluctúa aleatoriamente al principio del turno.

Simpático marcador y torre
Simpático marcador y torre

“Un juego que si bien resultó entretenido, no creo que repita, sencillamente por que no tiene nada especial”

Ahora bien lo más interesante del juego, la subasta, solo un jugador por refinería por turno podrá vender, arriesgándose el resto a perder gran parte de su petróleo si no consiguen venderlo. El mecanismo es una subasta que se paga con unas cartas que conseguimos en el turno, si has escogido mover mucho, tendrás pocas cartas y al revés.

A grosso modo esto es el Black Gold, un juego que si bien resultó entretenido, no creo que repita, sencillamente por que no tiene nada especial. Hay otro montón de juegos de subastas mucho más entretenidos y breves como para que me apetezca estar dos horas con un juego en el que solo resulta emocionante la fase de las subastas.

En su favor diré que tiene unos buenos componentes, un tablero modular para que las partidas sean diversas, un poco de riesgo contra beneficio, algo de apuesta… pensándolo bien el juego me debería gustar, es solo que, como muchas veces digo, tengo a mano cosas mejores a las que jugar. Si tenéis ocasión, que no os de reparo jugar una partida al menos.

Es lo bueno de poder jugar en Mecatol Rex, muchos juegos que descubrir y probar y la competencia es dura, así que siempre podrás tener a mano un juego y jugadores con el que pasártelo realmente bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s