Miércoles tableríles; Conquest of the Empire


¡Y seguimos dando a conocer a todos nuestros socios los más oscuros y sucios secretos que se esconden en el mundillo de la cartulina, el plástico y la madera!

Esta vez, le ha tocado el turno a un clásico creado en 1984 por Milton Bradley y reeditado en 2005 por un trío formidable de diseñadores:

Lanzado a nuestro idioma por la editorial Edge Entertainment, se nota al poco de leer las reglas y ver los componentes, que el primer diseñador mencionado (Wallace) ha recreado una dinámica casi idéntica a la de otro título que ya tenía su nombre (Railroad Tycoon/Railways of the World).

Hablamos de: Conquest of the Empire.

(por Daniel L.):

El juego del buitreo!

¿De que va?

Tras la muerte de Marco Aurelio, el Imperio Romano se encuentra sin líder. Reina el caos y el desorden por todo el imperio, mientras que el eco de la amenaza de guerra civil va tomando forma hasta hacerse real.

Cada uno de los jugadores representa a un postulante para ser el nuevo Cesar. Tendrá a su cargo todo lo necesario para alzarse con el poder. Tropas, dinero para comprar votos en el senado, influencia en las diferentes provincias romanas, ventajas, etc.

En ésta ocasión, el trasfondo del juego tiene cierta importancia para poder entender algunos acontecimientos que puedan darse lugar, como por ejemplo que quien controla Italia, gana puntos a cascoporro, tiene más cartas dedicadas, etc, mientras que si alguien controla Germania, se puede dedicar a comer raíces en el bosque, por que poco rascará para ganar puntos de victoria.

Existen dos versiones de reglas para éste juego, la versión Classic y la versión II. Nosotros hemos empezado por la versión II, que es de la que hablamos en esta entrada, aunque es importante mencionar que si se juegan unas u otras reglas, el juego cambia muchísimo, pues hay otro objetivo para la victoria que el de hacer puntos, la generación de dinero y disposición de jugadores, etc.

CotE deplegado en nuestro club

¿Que tal fue?

Como hemos dicho antes, se nota que la dinámica y algunos otros detalles, son un calco a Railroad Tycoon y aunque el año de lanzamiento de éste último también fue en 2005, cabe preguntarse si fue antes el huevo o la gallina. Sea como fuere, a alguien le ha apetecido comerse poco el tarro (cosa común en el mundo tableríl).

La preparación del juego es bastante rápida y apenas se hace pesada, al igual que la reposición de componentes que hay que hacer a cada turno. Algo de agradecer ya que el juego en sí, lleva a gastar bastantes horas de juego entre rondas, turnos, votaciones, combates y demás, pues entre turno y turno, se puede hacer más bien poco, salvo participar en alguna votación en el senado, combatir en defensa y observar como mueven las tropas tus enemigos y aliados para intentar tener preparadas tus acciones en cuanto te toquen… vaya lo de casi siempre.

El juego utiliza la misma mecánica de turnos que Railroad Tycoon, es decir, se juegan varios “turnos generales” (que serán donde se renueven ciertos componentes, se cobren puntos y dineros) los cuales a su vez están divididos en varias rondas, que son en los que el jugador interactua y utiliza sus dos acciones por ronda a elegir entre seis acciones posibles (pudiendo repetir algunas de ellas), por lo que tendrás esa sensación constante muy común y molona de “¡Oh dios mío! no me da tiempo a hacer todo lo que quiero/puedo“.

Después de comerte la cabeza pensando donde poner tu influencia, si comprar una carta o generar tropas y todas esas cosas que te ofrece el juego, llega el turno de mencionar el azar salvaje del combate en el que lanzaremos dados de seis caras con siluetas de las tropas en vez de números.

Ignorando por completo el número de tropas de las que dispongan los contrincantes en el territorio de la refriega, ambos lanzaran por defecto tres dados (se puede aumentar el número de dados por cartas especiales, ciudades, etc) y dependiendo del resultado obtenido en los dados (si sacas la silueta de una unidad que posees, el enemigo pierde una unidad a su elección), se eliminarán las unidades de uno u otro bando.

Nuestra partida, siendo cinco novatos, nos llevo aproximadamente cuatro horas completar el juego (explicación de reglas aparte).

Tendrás problemas de espacio en algunos combates

¿Cual fue la conclusión?

Sin querer ser pesado por reiterar mi opinión con el sistema de azar en dados de seis caras en el combate, tanto de éste como de muchos otros juegos que tan poco me gusta, el juego en sí es bastante entretenido aunque requiere demasiadas horas de juego para lo que ofrece. Sin embargo hay que mencionar aspectos bastante buenos del juego;

La secuencia de división de turnos, como se genera el dinero y los puntos de victoria está bastante bien… Es muy sencillo ganar o perder influencia en las regiones, que es lo que básicamente hace que generes dinero y puntos.

Existe otra manera de generar dinero que es haciendo recaudaciones forzosas a tus regiones, cosa que crispará a los civiles y te harán ganar unas fichas que pueden hacerte restar puntos de victoria y os puedo asegurar que el dinero vuela, entre reclutar tropas, comprar cartas y mangonear en la elección de alianzas, algo has tenido que hacer mal para llegar al final de un turno con monedas en la mano. Entre estar pillado de dinero y no tener tiempo a hacer todo lo que quieres/puedes, la sensación que transmite el juego es muy buena.

Las votaciones en el senado son bastante sensatas, pues se trata de promover un decreto con muchas ventajas para el que lo gane, pero no se lleva el beneficio quien ha propuesto la ley a votar, si no quien tiene más partidarios para votar dicha ley y así, llevarse el beneficio.

La elección de alianzas es algo que personalmente no he terminado de decidir si me agrada o no, pues se van haciendo en base a lo que la gente puje, es decir, si tu quieres estar aliado con alguien, otra persona puede repujar para que en vez de ello, estés en guerra con el jugador. Por lo cual, cualquiera que tenga más dinero que tu, puede obligarte sin que puedas hacer nada por evitarlo a estar en guerra con tu anterior aliado/s.

Algunas cartas de ventaja que se pueden comprar

Por lo que resumiendo, el juego en sí es bastante decente aunque creo que consume demasiadas horas para lo que ofrece. Acepta hasta seis jugadores y tal como ocurre con Railroad Tycoon, una partida a seis puede ser interminable, alcanzando fácilmente las 5 o 6 horas.

¿Es un buen juego? Si, merece la pena de sobra darle una oportunidad.

¿Saldría mucho a la mesa? No lo creo, creo que hay cosas más divertidas que gastan menos tiempo. PERO, acepta muchos jugadores, por lo que si son seis y tienen tiempo, es una buena opción para salir a la mesa.

¿Vale lo que cuesta? El juego está alrededor de los 55€, por lo que entre la calidad y número de componentes, así como de diversión del juego, los vale. Aunque recomiendo que antes te asegures de que gustará a unos cuantos de tus amigos, pues la diversión es a partir de cuatro jugadores.

3 comentarios

  1. La versión Classic es el típico Risk vitaminado (aunque tiene un par de ideas muy buenas, como la inflación), mientras que el CotE II es una copia (al 90%) del Struggle of Empires (Wallace).
    Ambas versiones son buenos juegos, sobre todo si tenemos en cuenta la espectacularidad de los componentes.
    Y por cierto, la edición española ha estado durante mucho tiempo en liquidación por 20€. Es posible que aún quede algún ejemplar en alguna tienda física.
    Un saludo.

  2. Hey Kajerdon, gracias por la info! =)

    Respecto al precio, nos hemos basado haciendo una media entre el precio que ofrece la página oficial de Edge Entertainment y laPCra, por lo que no tenía conocimiento de que estuviese de “saldo” en alguna tienda física.

    Igualmente, creo que por 20€ es una ganga.

  3. Personalmente me gustó mucho. Es fácil de aprender, muy vistoso tanto por el tamaño como por las miniaturas y demás, aunque sí que el sistema de turnos me pareció mejorable. La base de dos acciones por jugador me parece bien, pero tal vez podría incorporarse alguna forma de conseguir más acciones sobre la marcha.

    En general un juego muy entretenido, rápido de montar y sencillo de aprender, PERO en juegos de este estilo creo que los hay bastante mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s