Jueves roleros; Unhallowed Metropolis


¡No! ¡Los Jueves Roleros no han terminado!

Después del parón veraniego la legión de roleros que hay en el Club Mecatol Rex, ha regresado con más fuerza para poner a prueba esos títulos menos conocidos en el mercado, pues no todo lo que se ofrece son Vampiros y Mazmorras, pues si en los 90 es lo que parecía, hoy en día el abanico es más amplio.

 

Unhallowed Metropolis Revised”, de la editorial Atomic Overmind Press, ocupó las jornadas de los Jueves Roleros durante cinco semanas como ya habíamos anunciado hace algún tiempo en esta entrada, su futura inclusión en nuestras mesas.

Además, vamos a cambiar ligeramente el sistema de reseña de los juegos de rol, para que haya una diferencia notable respecto a nuestras reseñas de otro tipo de juegos.

Respecto a la partida, elegí dirigir una aventura de cosecha propia llamada “El Legado de Lord Blackhouse”.

(por Fabián A.)

 

El libro:

El libro está realmente trabajado. Para ser un juego independiente de una editorial prácticamente desconocida, la calidad de las ilustraciones, la maquetación y la encuadernación es bastante alta.

Fotografías y dibujos ayudan mucho a meterse en el ambiente del juego; asqueroso, oscuro, pero con un cierto encanto rancio. Es un libro bastante caro, pero eso parece ser una tendencia general en los últimos años.

En el momento de escribir esta reseña acaba de salir a la venta el primer suplemento en papel (y en PDF) llamado “Unhallowed Necropolis”, sobre el espiritismo, los médiums, los fantasmas y otros fenómenos etéricos, todo muy acorde con el espíritu neo-victoriano de la sociedad representada en el juego.

 

La ambientación:

Londres en el 2115, post-apocalíptica y neo-victoriana, fue muy del gusto de la mesa. A los jugadores les encantó la mezcla de contaminación, corrupción física y espiritual, ciudades arrasadas, cuero, látex, represión y violencia que contiene UM. Resumiéndolo de forma muy clara: cada uno de los elementos por separado no es original, pero todos juntos construyen una ambientación muy novedosa. El universo de UM es un lugar donde los que luchan contra la ponzoña espiritual y física que lo empapa todo mueren pronto, pero los que se dejan pudrir por ella pueden descubrir que hay destinos peores que la muerte.

Repartiendo estopa

El sistema:

El sistema de juego, basado en Atributos y Habilidades, no consiguió convencernos, en general.

Se trata de un sistema basado en dificultades, que hay que superar con tantos dados de diez como tengas. La impresión general fue que una inversión de, por ejemplo, el 20% de los recursos de creación de personaje no garantizaban unas posibilidades adicionales de éxito del 20%, y que el sistema era muy aleatorio ya que el hecho de triunfar o no en una acción debía mucho más a la suerte que a los Atributos y Habilidades de los personajes.

El sistema de combate es particularmente mortífero, y las heridas imponen unos penalizadores bastante severos. Eso sí, las tablas de localización de daño y de consecuencias de las heridas son impresionantes y muy divertidas/repulsivas (de leer). Mi opinión personal es que es una cuestión de diseño, y que los creadores del juego querían dar la impresión de que sobrevivir, ya no prosperar, en el mundo de UM es muy, muy difícil.

Y así, es como se preparan menús baratos en los restaurantes.

La aventura:

Para “El Legado de Lord Blackhouse” me inspiré en primer lugar en la descripción sobre la psiquiatría neo-victoriana y los manicomios que aparece en el manual de juego. Luego en “10 Negritos”, de Agatha Christie (diez personas invitadas por un desconocido a una casa – en este caso, siete desconocidos invitados a la lectura de un testamento), en clásicos como “13 Fantasmas” y “House on Haunted Hill”, en “Cube” y en las colecciones europeas de réplicas anatómicas en cera y monstruosidades en tarros. Los personajes eran:

  • Un noble decadente, un enterrador (cazador de recompensas, zombis y demás)
  • Una dhampir cazavampiros, una aventurera (una mujer independiente, de clase baja, que vive mezclada con la clase alta; como Irene Adler, de las novelas de Conan Doyle sobre Sherlock Holmes)
  • Un soldado de la Guardia de la Muerte (un militar especializado en carbonizar zombis y otros engendros)
  • Un detective privado.

 

Después de la lectura del testamento, los personajes quedan a la deriva en una casa cuyas habitaciones se mueven independientemente de su voluntad, a merced de un fantasma (Lord Blackhouse, un científico obsesionado con la búsqueda de la capacidad de plegar el espacio) y a la espera de ser cazados por un grupo de asesinos con órdenes de matarlos sin dañar sus cuerpos. ¿Por qué? Porque el señor de la casa quiere hacerse, con los miembros de sus herederos, un nuevo cuerpo que ocupar.

Pronto los aterrados personajes jugadores se dan cuenta de que nada es como parece a simple vista y de que la casa está, literalmente, deshaciéndose y hundiéndose en el plano etérico porque la trama de relaciones espaciales (el soporte metafísico que permite que salir por una puerta lleve siempre a la misma habitación) se ha deshecho por culpa de los experimentos de Lord Blackhouse…

Tuve la alegría y satisfacción de que los jugadores aplaudieran cuando acabó la historia, y yo aplaudí con ellos; entre todos habíamos jugado cinco estupendas sesiones.

 

En resumen:

El amor es para siempre…

Unhallowed Metropolis es un juego muy, muy bueno. No diremos que es un juegazo redondo, pero sí salimos muy contentos y habiéndonoslo pasado muy bien.

Quizá su punto más flojo sea el sistema; quizá por lo breve de la experiencia no nos dejó satisfechos; hubiera sido, seguramente, todo mucho más fluido si hubiera sido editado como un mundo para BRP (el sistema de juego de Chaosium, utilizado por La Llamada de Cthulhu).

La ambientación es sobresaliente, según la mayoría de los que lo probamos, aunque yo le veo –igual que a La Llamada de Cthulhu- cierto problema a la hora de concebir campañas largas y no aventuras cortas.

 

Si te gusta el látex, el cuero, el steampunk, la época victoriana, los zombis y las ambientaciones apocalípticas, Unhallowed Metropolis es muy, muy recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s