Al-Rashid; en la mesa de Mecatol Rex


Siguiendo nuestra bonita dinámica de jugar sin parar a todo lo que caiga en nuestras manos, no queremos dejar de lado el hecho de poder lanzaros de vez en cuando una reseña respecto a algunos títulos que van pasado por nuestra mesa.

Por supuesto, no todo son clásicos o títulos archiconocidos, no… Recientemente como algunos ya sabréis, nos hemos traído un buen número de novedades de Essen 2012, los cuales vamos desvirgando poco a poco para no perder ese encanto especial que existe cuando se desprecinta y aprende un juego que apenas nadie conoce.

Y es que el juego del que hablamos hoy, no es que haya generado un hype brutal como pasa con los productos de los diseñadores más famosos y encima, ni diseñado por estadounidenses, alemanes, franceses o rusos… Los italianos también tienen su pequeño hueco.

¿Que de que hablamos? De Al-Rashid.

(por Omar.)

Un logo muy chulo

Sencillamente, tenemos ante nosotros un juego simple para divertirte y sin muchas complicaciones.

El juego está ambientado en la época de oro árabe y los jugadores tomarán el papel de los jefes de las familias árabes más poderosas para hacerse con el poder. Utilizando a los miembros de nuestra familia para comerciar, viajar y ejercer influencia sobre el gobernante de la corte.

Es un diseño curioso basado en estrategia de colocación de trabajadores con algo de azar y administración de recursos.

El acabado del tablero y las fichas está bien, aunque es sencillo y no tiene gran cosa que destacar.

Como responsables de la familia comenzaremos teniendo a nuestro cargo un pachá (jefe militar), un mercader y un sabio. Los jugadores irán colocando a sus familiares en el tablero por turnos hasta que se hayan colocado todos. A continuación, se irán resolviendo los eventos y beneficios de los puntos del tablero en los que hay familiares colocados. Cuando termina este ciclo, se pasa al turno siguiente. Esto le da al juego una duración de 30 minutos por jugados, lo cual puede estar bastante bien para partidas ligeras.

Existen dos tipos de casillas en las que colocar a los familiares: Gremios y ciudades.
Las ciudades nos proveerán de recursos. El precio a pagar por ellos reside en que con bastante frecuencia las ciudades están sitiadas por piratas a los que debemos de enfrentarnos si queremos acceder a los recursos. Estos recursos son de cinco tipos distintos y tienen su valor crece enormemente cuando se usan recursos variados de manera conjunta.

Las ilustraciones son aceptables

En los gremios podremos obtener títulos y favores, así como prestar servicios. En la mayoría de los casos tendremos que pagar un cierto coste de mercancías para obtener beneficios variados, entre ellos: puntos de honor, mercenarios para combatir en las ciudades y familiares adicionales.

El objetivo es terminar el juego siendo la familia con más puntos de honor.

Despliegue del juego

Así es como se define el juego a grandes rasgos. La mecánica se aprende terriblemente rápido: después de la primera ronda jugada ya te has hecho al juego. Es, por lo tanto, un juego muy recomendable tanto para principiantes como para jugadores más experimentados a los que les apetezca jugar a algo relajado en un momento dado. Como contrapunto, la mecánica probablemente acabe cansando si se juega repetidamente en poco tiempo.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s