Reseña del Wealth of Nations


El Wealth of Nations es un juego de Economía, en el cual los jugadores toman el papel de los dirigentes de una nación, que – a través de sus industrias y sus negociaciones – tienen que desarrollarla en la mayor prosperidad posible.

Debo decir, que la estética del juego, aunque a mí no me resultó desagradable, no es la más adecuada para sugerir al jugador que está dirigiendo la economía de una nación. Sino que, en principio parece un juego cualquiera de gestión de recursos. El tablero se divide en casillas hexagonales, donde cada jugador tiene que ir distribuyendo sus industrias, y los recursos se representan por cubos que se distribuyen a través de unos paneles específicos. Con lo que la estética termina siendo un tanto rígida, como si se estuviera jugando en un tablero matemáticamente calculado.

El mayor atractivo del juego radica en la mecánica del mismo. Es un juego con unas reglas sencillas con las que el jugador enseguida se siente cómodo. Cada turno, se divide en tres fases (De Comercio, Desarrollo y Producción). Y se repiten hasta que se llegue a una de las tres condiciones de final del juego. Una vez finalizado el juego, el ganador es aquel que haya conseguido un mayor número de puntos de victoria, teniendo en cuenta que las industrias y el dinero suman y los préstamos restan.

01WoN

En la fase de comercio cada jugador negocia con los recurso que haya obtenido en turnos anteriores a través de sus industrias. Estas negociaciones son tanto con la propia banca del juego, como con otros jugadores. En esta fase también tenemos la posibilidad de pedir préstamos.

En la Fase de Desarrollo, cada jugador va distribuyendo por el tablero sus industrias, o bien ampliando las existentes o bien creando industrias nuevas.

Y finalmente en la fase de Producción cada jugador recoge los recursos que haya producido de sus industrias.

Las industrias disponibles en el juego para ser desarrolladas son las siguientes:

– Comida (Amarillo): El recurso más básico de una nación e imprescindible para que nuestras industrias produzcan. Tienen un coste de compra/venta muy bajo, pero en compensación es el recurso más numeroso y más fácil de producir.
– Energía (Azul):- El siguiente recurso básico, también se utiliza para la producción y al igual que con la comida, los precios en las negociaciones no llegan a ser muy elevados, en compensación con la cantidad, puedes negociar con un gran número de estos recursos por que se producen fácilmente.
– Academias (Rojo):- Lo que vienen a ser obreros y recurso humanos, se utilizan, sobretodo, en el desarrollo de las industrias y van disminuyendo la cantidad de estos recursos disponibles (en comparación con la comida y la energía), aumentando el precio de los mismos.
– Minerales (Blanco):- Se utilizan también en el Desarrollo y son más caros que los anteriores, aunque menos numerosos
– Capital (Negro):- Es un material que se emplea en el Desarrollo y muy potente para realizar acciones ‘no permitidas’. Al final todos somos un poco dependientes de este material, que siguiendo la línea de los recursos, es el material más complicado de producir y más caro – a su vez – a la hora de las negociaciones. Bien para quien lo vende, mal para quien lo compra.
– Bancos (Morado):- Los bancos no producen ningún tipo de recurso, sino que un jugador que haya desarrollado un banco, en cada turno recibe una cantidad de dinero en proporción al nivel de desarrollo que tenga sus bancos.

02WoN

Así pues, la verdadera complejidad, y el verdadero encanto del juego, radica en saber elegir sabiamente qué materiales producir, cual es el momento adecuado para producirlos, venderlos o comprarlos, si nos conviene especular con los precios de nuestros recursos, y hacerlos más caros en las negociaciones o teniendo en cuenta la ley de la oferta y la demanda de cada uno de los recursos en el trascurso de la partida, determinar en qué productos nos va a compensar invertir (desarrollar), para que en las siguientes negociaciones sean lo más beneficiosas posibles para nosotros.

Con lo que se hay dicho sobre los recursos, ya es fácil deducir que cuanto más alto se apunte (Los bancos o el Capital), más probabilidades hay de que nuestra nación se desarrolle prósperamente. Pero tampoco hay que menospreciar los materiales más baratos, puesto que al final todos los jugadores van a necesitar de todos los recursos en cualquier momento del juego, así un jugador que tenga industrias alimenticias, siempre podrá negociar con otro que no las tenga… Por que siempre para obtener unos recursos, se depende de otros… Una buena estrategia, hablando por mi experiencia, sería desarrollar primero una industria de recursos un poco más bajos (Como Alimento o energía) y a posteriori desarrollar otra que impulse nuestra economía (Banco o capital).

Es un juego que está diseñado para entre tres a seis jugadores. Pero para seis jugadores no es muy recomendable dado que le resta al juego flexibilidad. El tablero puede quedarse pequeño para expandir las industrias, y de otro lado, los jugadores apenas se diversifican. Cada uno de los seis jugadores, se centran en uno solo de los seis recursos y no hay opción de estudiar la estrategia mejor que le convenga al desarrollo del juego. Cuando lo probamos, jugamos cuatro y la experiencia fue bastante buena. El único punto negativo del juego, fue a la hora de ‘terminarlo’, puesto que las condiciones de final del juego, no son sencillas de provocar y el juego puede prolongarse por más de los 120 m. recomendados. De hecho, en la partida que hicimos estuvimos por unas cuatro horas, y no solo se nos hicieron cortas sino que al final tuvimos que ‘inventar’ una regla casera para finalizar el juego, por que todavía teníamos para un tiempo… En su defensa diré que el juego no se hizo largo para nada, y las cuatro horas fueron divertidas y muy distendidas. Como cuando lo disfrutas, el tiempo se pasó deprisa.

Resumiendo y para finalizar , aunque la estética del juego no resulte la más atractiva, y la mecánica sea más bien sencilla, la esencia se apoya en los pilares más sólidos de la economía lo que le confiere al juego de bastante estabilidad. Hablamos por tanto de un juego de estrategia económica muy puro, que aconsejaría jugarlo al menos una vez, e imprescindible para los amantes del género.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s