Reseña de Juego – Nations


Hoy toca reseñar una de las novedades de Essen. Tratar de explicar en un artículo o reseña todo lo que comprende un juego como el Nations, es una empresa demasiado ambiciosa. Para comprender completamente la filosofía y la estrategia de un juego como este no queda más remedio que arremangarse y meterse de lleno en él. Pero para los que no han tenido la suerte de probarlo, trataré de hacer una reseña que esté a la altura que se merece este juego.

Boxart
Una de las mejores y más compactas definiciones que me han dado del Nations es que es un ‘Juego de Civilización sin Mapa’. Así, de primeras, para los que ya tienen un ‘rodaje’ en los juegos de mesa, puede resultar contradictorio jugar a un Juego de Civilizaciones, sin un mapa donde situar tu nación y el desarrollo de la misma. Pero es una forma de definir la esencia original de este juego. Al final, la ausencia de mapa, no se echa en falta en absoluto. El desarrollo del juego, se apoya más en las cartas que en el tablero, así que aunque no es un juego de Cartas puro, sí que podría decirse que es prioritariamente de cartas.

EL JUEGO

En lugar de un tablero, como se ha dicho, el juego dispone de ‘tableros’, uno para cada jugador (también se pueden llamar ‘paneles’) que representa el desarrollo de la Civilización, otro que podría llamarse de Control y un último tablero de ‘compra’, sobre el que se distribuyen las cartas que pueden comprar los jugadores (Cartas de Desarrollo para las civilizaciones y otros tipos de cartas que influyen en el desarrollo del juego).

Comenzamos a jugar desde la Era Prehistórica, y la partida se divide en cuatro eras: La Antigüedad (4000 B.C.E-500 C.E), la Medieval (500-1450 C.E), el Renacimiento (1450-1750 C.E) y la era Industrial (1750-1913 C.E) donde finaliza el juego; la diferencia notable en el transcurso de las eras, es que se eleva el nivel de las tecnologías que cada jugador puede comprar para desarrollar su Civilización, aumentando la cantidad de recursos que obtiene y/o puntos de victoria.

Nations3
Los jugadores pueden elegir entre cinco de las antiguas Civilizaciones (Persia, Egipto, Roma, China o Grecia). Los paneles de las civilizaciones (los que controla cada jugador), tienen dos lados y si bien por un lado todos los paneles de las Civilizaciones tienen el mismo nivel de desarrollo, en la otra cara, cada nación sacrifica uno de sus edificios para introducir particularidades que le benefician en ciertos aspectos del juego, y le perjudican en otro. Así dependiendo de si se elige jugar con ‘extras’ o sin ellos, el juego puede ser o más equilibrado para todos los jugadores, o que cada jugador tenga la obligación de realizar una estrategia diferente dependiendo de las peculiaridades de la civilización que hubiera elegido.

El nivel de Desarrollo de cada Nación, no es un nivel que se mida con un número. El desarrollo de una Nación se determina con la distribución de las cartas sobre sus paneles y dichas cartas le proporcionan recursos que son los que determinarán el nivel de Desarrollo. Las cartas de desarrollo son de los siguientes tipos:

– Edificios: Existen de dos tipos, los edificios civiles y militares. Ningún edificio te va a producir nada si no existe un trabajador en él. Y normalmente, los edificios Civiles proporcionan dos tipos de Recursos, mientras que los militares aumentan el Poder Militar pero penaliza en algún otro tipo de recurso.

– Maravillas: El mayor potencial de las maravillas, son los puntos de victoria. También, a veces producen recursos, y/u otro tipo de beneficios.

– Colonias: Normalmente producen recursos sin requerir ningún tipo de recurso. Aunque no se puede obtener una colonia, hasta llegar a un determinado poder militar.

– Consejeros: Cada Nación tiene la posibilidad de incluir un consejero que mejorará en algún aspecto su civilización.

A parte de las cartas de Desarrollo mencionadas, existen otro tipo de cartas (que pueden ser compradas en la fase correspondiente), que también influyen en el rumbo de los acontecimientos dentro del juego. Estas cartas son:

– Las cartas ‘Golden Age’ (De Era Dorada) : Son cartas que una vez compradas te dan automáticamente recursos o se intercambian recursos por puntos de victoria.

– Las cartas de Batalla : Se necesita tener activado un edificio militar y te proporcionan recursos.

– Las Cartas de Guerra: Son las cartas de ‘puteo’ (propiamente dicho). Se activaría una guerra y los jugadores que no fueran capaces de ‘sobrevivirla’, se penalizarían con recursos y/o puntos de Victoria.

Tanto las cartas de desarrollo como las cartas especiales ya mencionadas, se distribuyen en un tablero de compra y es durante la fase de comercio del juego en la que los jugadores pueden optar por comprar dichas cartas para mejorar sus naciones o para perjudicar a sus contrincantes comprando guerras que podrían empobrecer los recursos de los jugadores más avanzados tecnológicamente.

Finalmente, el tablero de control, es aquel donde se distribuye el nivel de cultura (Representado en libros), la Fuerza militar y la Estabilidad de cada uno de los jugadores. Así mismo, también existen cuatro niveles distintos de dificultad, estos niveles, simplemente determinan la cantidad de recursos que cada jugador recibe – si lo eligiera – al principio del turno, y que se puede ajustar más o menos, dependiendo de si un jugador es más experimentado o menos, y nivelar un poco las posibilidades del juego.

Nations4

Además de todo lo mencionado, al final de cada turno, se desarrollan evento que se eligen al azar. Dichos eventos favorecen a algunos y perjudican a muchos. Casi siempre basándose en el nivel de la Fuerza Militar o Estabilidad de las Civilizaciones, con lo que para superar dichos eventos, continuamente los jugadores tienen que competir entre sí y tratar de superarlos para perjudicarse lo menos posible.

Como todos los juegos de tablero, el vencedor es aquel que obtenga un número mayor de puntos de victoria, y esto se consigue sumando todos los puntos de victoria obtenidos a lo largo del juego, los que proporcionan las maravillas y los recursos y los que proporcionan la suma de todos los recursos. Entendiéndose también como recursos, no solo los materiales (Oro, piedra y comida), sino los que se representan en el cuadro de Control que son Libros, Fuerza Militar y Estabilidad. En la suma de todo ello, se obtendría la Nación más desarrollada de todas.

CRITICA

En mi opinión es uno de los mejores y más completos juegos a los que he podido jugar, tanto en su versatilidad, al adaptarse la dificultad, o el tipo de juego, como a la hora de establecer una estrategia para ganarlo, puesto que cada jugador puede optar por desarrollar unas cosas y obviar otras en rigor de obtener un mayor número de puntos de victoria al final de la partida. Indudablemente el juego se gana manteniendo un equilibrio a lo largo de toda la partida y estableciendo una estrategia sólida que te ayude a desarrollar lo mejor posible tu Civilización en todas las áreas. Aunque siempre es difícil potenciarlas todas, son demasiadas áreas en las que una Civilización se tiene que desarrollar y también son demasiados frentes de los que estar pendientes, que los eventos no perjudiquen demasiado, eludir las guerras…

En la BGG (Board Game Geek) indican que a 4 jugadores es la mejor opción, y estoy completamente de acuerdo en ello. E incluso aconsejo que para una primera partida de ‘exploración’ es la mejor opción. A la hora de resolver los eventos, las reglas son más rígidas en cuanto hay 5 jugadores jugando que cuando solo hay cuatro. Lo que hace que los eventos cobren más protagonismos y haya que tenerlos más en cuenta, al involucrar a más jugadores tanto en su resultado favorable y desfavorable. En las partidas en las que he jugado a 4, un jugador puede permitirse el lujo de ignorar los eventos con más facilidad, lo que permite a su vez centrarse más en otros elementos del juego. El juego tiene demasiados frentes y en una primera partida se agradece retirar las mayores piedras posibles del camino.

Nations2
Lo mismo pasa con los extras, que en una primera partida, recomiendo jugar con todas las civilizaciones en equilibrio. Puesto que el panel del lado del Extra, ya le obliga al jugador a elegir determinada estrategia al principio del juego, Por ejemplo en el panel de Egipto, se sacrifica un edificio para añadir un ‘extra’ que te otorga un ingeniero por turno (Los ingenieros son utilizados para construir maravillas) , lo que ‘obliga’ un poco a que el jugado se aproveche de ese ‘extra’ para construir maravillas por encima de otros desarrollos. En cambio, el panel de Roma, sacrifica su edificio por un extra que le otorgaba más poder militar. Esto hace que el jugador Romano, base su estrategia en el Poder Militar, en las conquistas de Colonia y en la posible declaración de Guerras.

El nivel de ‘dificultad’ opcional, no lo he usado personalizado para cada jugador, pero sí que probé en los dos niveles más fáciles de los cuatro disponible, y aunque lo único que limita es el número de recursos que un jugador puede recibir al principio cada turno (4, 3, 2 o 1), lo cierto es que entre 3 y 4, aunque solo haya una diferencia mínima, sí que se nota la carencia del recurso en el desarrollo de la partida, e incrementa bastante la dificultad. Con lo que si decides probar el juego por primera vez, sí que aconsejaría no ser demasiado ‘optimistas’, ser un poco más humildes y probarlo desde el nivel más bajo. No sólo para facilitar el desarrollo de las Civilizaciones en el juego, sino que aumentan las acciones que el jugador pueda realizar durante el turno. Si eres un jugador novato, y no tienes clara qué estrategia tienes que seguir durante el juego, que te limiten además en acciones, puede ser bastante frustrante. Con lo que desaconsejo no ser generosos en eso.

Dicen que el Nations es el hermano pequeño del Through the Ages, yo no he tenido la suerte de probar este último, así que no lo puedo juzgar. Lo que sí que diré es que tras mi experiencia, ya tengo ganas de probar el juego al que le asemejan. El Nations es un juego nuevo que se está haciendo hueco en los Grandes. Y lo hace de la mejor manera. Su cuidada estética y su completa estrategia de juego, son elementos más que suficientes para probarlo y mantenerlo entre los mejores del género. Una de los mejores lanzamientos del año que ha entrado por la puerta grande.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s